Buscar

Éxito rotundo en el estreno de “La Fuga”

La obra de teatro inclusivo de Estival Cuenca reunió a casi 250 espectadores en el Auditorio de Cuenca



-¡La respuesta está en los libros! ¡La respuesta está en los libros!- grita de manera inconmensurable Juan, protagonista de “La Fuga”, la obra de teatro inclusivo realizada por Sonia Fernández, María Álvarez y Cristina Muñoz. Una actuación que congregó a una multitud entregada y participativa en el guion que llevó a cabo la compañía de teatro “Te harto a reír”. Un grupo de actores formado en su mayoría por personas con discapacidad intelectual que demostraron romper cualquier barrera para ofrecer al público la intrigante escapatoria de su protagonista para demostrar la inocencia de un crimen que nunca cometió. Un fruto al trabajo de meses de esfuerzos y ensayos del espacio Aframas que se consagró en un completo éxito.


El relato de Juan, llevado a prisión por un presunto crimen de asesinato, se ve materializada gracias a la colaboración inestimable de la Escuela de Cine de Cuenca, que representó en una proyección la última hora sobre la detención del protagonista y su posterior juicio. A medida que Juan ingresaba en prisión y se desarrollaba la obra, el grupo “Alegría y Javier – Danza y pilates” salía a escena acompañado de la envolvente música en directo de los 50 componentes de la Joven Orquesta de Cuenca para representar las fuertes emociones del protagonista de la historia. Ira, tristeza, locura, confusión, alegría… todas y cada una eran coreografiadas por los componentes del grupo conquense de danza y baile.



-¡Venga a limpiar!- grita una de las policías en el escenario. -¡A limpiar!- replica su acompañante. Y mientras interactúan con el protagonista, las luces del Auditorio de Cuenca se encienden mientras varias parejas de funcionarios de la prisión de nuestra historia descienden por las butacas repartiendo bayetas y estropajos a los asistentes. -¡A leer gandules!- grita el bibliotecario de la prisión sobre las tablas. Y, de nuevo, los funcionarios empiezan a repartir libros entre todos los espectadores, que son a su vez, compañeros de prisión en la historia. Es otro de los grandes puntos de la obra, una interacción con el público tan estrecha que es necesaria la participación del espectador para resolver los acertijos que ayuden a Juan a escapar. Unos misterios obra de “Escape Room Cuenca”, otro de los colaboradores en la elaboración de la obra de teatro junto al espacio cultural MakingUCLM, ilustrador del cartel de “La Fuga”.


Resueltos los acertijos y ayudado por sus compañeros (los espectadores), Juan logra su codiciada libertad, llegando al éxtasis de la obra y su cierre. Toda una experiencia que reunió en su estreno “in”-clusivo en Estival Cuenca a distintas autoridades como el alcalde de la ciudad, Ángel Mariscal, el diputado de Cultura de la Diputación de Cuenca, Fran Domenech, y a más de 250 personas de todas las edades que vivieron mucho más que la representación de una obra de teatro.