Buscar

La rumba y el embrujo marcan el paso de Ángeles Toledano por Estival Cuenca



La cantaora flamenca hizo gala de su arte deleitando a un público que vibró desde el primer momento con el grupo conquense de Al son de la rumba


El concierto de apertura para los diez días “grandes” de Estival Cuenca cumplió con las grandes expectativas que aguardaba gracias a la iniciativa AIEnruta que ha permitido contra en el estreno del espacio del Paraninfo universitario en el festival conquense con la cantaora jienense Ángeles Toledano.


De manera previa, y para calentar el ambiente en el escenario UCLM, el trío conquense de Al son de la rumba hizo de las suyas creando una atmósfera propicia gracias a la rumba y el flamenco tanto de temas propios como versiones de Camarón, Estopa, Los Chunguitos, Antonio Orozco o Fondo Flamenco, que fueron interpretados por la voz de José Antonio y con el acompañamiento de Andrea González (guitarra y voz) y Sheila González (cajón flamenco y voz).



Tras el leve receso del intermedio llegó el momento de Ángeles Toledano. La cantaora hizo suyo el escenario universitario con un embrujo que comenzó una nana y continuó con soleás y tarantas, acompañado por el virtuosismo del onubense Benito Bernal a la guitarra hasta la aparición de los palmeros pontaneses Álvaro y Fernando Gamero, que propiciaron melodías más rítmicas hasta avanzar hasta las seguidillas.


Fueron instantes en el que la voz, las cuerdas y la percusión se mezclaron para el más de medio centenar de asistentes que se podía permitir el Paraninfo con las condiciones de aforo limitado y que colgó el cartel de localidades agotadas. Un deleite para los presentes que disfrutaron del “duende” sobre el escenario que pone de reflejo no sólo la variedad musical del festival, sino el gran nivel de sus participantes y artistas.



VIERNES DE CENA-CONCIERTO


Sin tiempo a tomar un respiro, este viernes se celebrará en el escenario Solán de Cabras de Parador de Cuenca la segunda cena-concierto de Estival. En esta ocasión, el evento con fines benéficos y que contará con la maestría gastronómica del chef Miguel Ángel Martínez estará amenizado por el grupo de jazz conquense Petit Swing. Parte del cubierto se destinará con fines benéficos a la asociación Menudos Corazones.


Para reservar plaza será necesario que los asistentes se pongan en contacto con el Parador de Cuenca. Lo que está asegurado es que espera otra magnífica velada que disfrutar con los cinco sentidos al tener una mezcolanza de placer visual por el bello emplazamiento conquense, unido a la gastronomía del Parador y la mejor música de acompañamiento.




0 comentarios