top of page
Buscar

Miss Caffeina salda su cita pendiente para poner un espectacular broche a Estival Cuenca’23




El concierto, aplazado en su día por las inclemencias metereológicas, reunión a medio millar de espectadores que vivieron el único show en formato electroacústico del grupo madrileño


Música por plena redención. Por quitarse la espina. Por devolver con creces tantas y tantas ilusiones que despertó la apuesta de Estival Cuenca por el sonido pop en formato electroacústico de la mano de Miss Caffeina. Se suele decir que siempre llega la calma después de la tormenta, pero en esta ocasión -y casi dos meses después- Cuenca pudo celebrar “El año del Tigre” con el retorno del grupo madrileño después de que una fuerte tromba de agua cancelara su actuación en julio.


La dirección del festival movió cielo y tierra para volver a dar fecha y hora a un espectáculo arrebatado al público del ciclo musical y la espera mereció la pena. El Teatro-Auditorio José Luis Perales, con medio millar de espectadores, recibió al grupo con un amplio y espectacular repertorio, protagonizado en su mayoría por su quinto trabajo, “El año del Tigre”, que titula de la misma manera su gira actual hasta el próximo año, fecha en la que el propio grupo ha decidido tomarse un descanso.





No obstante, hubo momento para la magia y el discurrir del grupo por temas emblemáticos de su discografía, y para un pequeño regalo para los conquenses con una versión en forma de homenaje a Alejandro Sanz.


El éxtasis musical llegó en el tramo final, con un ‘bis’ que el propio Alberto Jiménez rogó al público conquense: “Este verano sólo hemos tocado en festivales y vamos a todo trapo, echamos mucho de menos esto”, confesaba el cantante mientras un público entregado le pedía que alargara su estancia sobre las tablas del teatro. Lo hizo, y de qué manera, con los temas de “Reina”, “Mira cómo vuelo” y “Para toda la vida”, con la que puso el cierre en todo lo alto para su show y el propio Estival Cuenca.




Con anterioridad, también sumaron su granito de arena al espectáculo el grupo conquense Panic Relief. Con su trabajo Seas beneath the sore, la apuesta local del festival sacó su lado más profundo y auténtico canción a canción.

De esta brillante forma, Estival Cuenca finalizó una edición más quitándose esa cuenta pendiente con su público. Un espectáculo por todo lo alto, en un entorno ideal como el Teatro-Auditoria para la propuesta de ambos grupos y que demuestra que para la batuta de Marco Antonio de la Ossa, director del ciclo artístico y musical, siempre hay música después de la tormenta.




0 comentarios

Comments


bottom of page